Los albergues, en alerta con el temporal