El alcoholismo, una "enfermedad mental" de la que no hay conciencia social