Alerta roja en la costa mediterránea por olas de ocho metros: se aconseja a los vecinos no salir de sus casas