La viuda negra de Alicante entra por su propio pie al registro pese a su supuesta minusvalía