El absuelto por el doble crimen de Almonte recibido con vítores en su casa