"¿Tenemos que esperar a que la mate?": convierten en coche fúnebre el vehículo de una mujer