Sus amigos lo salvaron de morir aplastado en el Madrid Arena