La defensa de Ana Julia Quezada apuesta por homicidio doloso con atenuantes por confesión y arrebato

La defensa de Ana Julia Quezada apuesta por homicidio doloso con atenuantes por confesión y arrebato