Un trabajador de un circo en Suecia lanza excrementos a manifestantes animalistas