El niño de tres años permanece entubado y evoluciona positivamente