Con 20 años, pierde 60 kilos