¿Debo tratar mi ansiedad?