Tazones, el pueblo con más suerte