Dos días después, las máquinas siguen quitando nieve de la AP-6