De los 141 migrantes a bordo del Aquarius casi 70 son menores no acompañados