"El piso maldito" de Arenys de Mar en el que han muerto cuatro personas, desde suicidios hasta accidentes