La mantita de las famosas engancha a Kate