Más de 250 artistas e intelectuales condenan la "criminalización" de los 'indignados'