El ascensor que se descolgó en Madrid pasó la última revisión de la empresa de mantenimiento en diciembre