La mujer asesinada en un piso de Barcelona y su agresor tenían peleas constantes, según los vecinos