Un adolescente muere torturado el día de Navidad porque su familia pensaba que era un brujo