El asesino de Villarrobledo sale de la cárcel