El asesino de Benita pidió ayuda a un taxista para hacer desaparecer el cuerpo