La mujer asesinada en Girona había denunciado al presunto agresor suicida