Los astronautas del Discovery instalan cámaras de vídeo en el laboratorio 'Kibo'