La falta de conciencia y sensibilidad, un problema para la educación de los niños con autismo