Un ataque contra una iglesia copta en Egipto deja diez muertos