"Usaban una violencia insólita golpeando en la cabeza a los joyeros"