Desayunaba tranquilamente en una terraza de Lepe hasta que una conductora inexperta lo embiste