Educadores del centro de menores de Hortaleza denuncian el aumento de agresiones físicas