El juez no ve delito de odio pero inmoviliza el autobús porque "lesiona la dignidad"