La empresa del autobús de Avilés confirma que iba a menos velocidad de la permitida