Un autobús sin pasajeros queda suspendido en un puente de Madrid camino del Mad Cool