Cuatro informes diferentes dicen que los restos de Las Quemadillas son "inequívocamente humanos"