El fuego sigue avanzando sin control en Llutxent: 2.500 personas desalojadas