Sin información y con mucho miedo, así fue el aterrizaje de los pasajeros del British Airways que se inundo de humo