Las azafatas más altas cobrarían cuatro veces más en el World Mobile Congress