Las bajas temperaturas y el mal tiempo hacen que se ahorre en la factura de la luz