Una ballena de 20 metros y 30 toneladas aparece muerta en Oia, Pontevedra