La joven que apuñaló a su madre en Banyoles cambió de imagen tras el crimen