Indignación en Barcelona ante el aumento de poblados chabolistas en zonas turísticas