Un bebé de hipopótamo triunfa en Internet