Contra todo pronóstico, un bebé con medio corazón sobrevive a 2 cirugías de alto riesgo