Los bebés no reconocen las caras de perfil hasta los 6 meses de edad