Sale del hospital el bebé con el corazón fuera del pecho con una armadura para protegerlo