Beber durante el embarazo puede afectar al coeficiente intelectual del niño