La borrasca Emma deja frío, nieve y viento en toda la península