Los botellones burlan el toque de queda en Barcelona y Valencia: "Si uno no tiene miedo no se contagia"