Piden un botón del pánico y más seguridad en los hospitales para frenar las agresiones a sanitarios