El bótox puede convertirse en un posible tratamiento para el asma